Solución completa para el envasado de queso rallado

Solución completa para el envasado de queso rallado con embolsadora automática vertical

La línea de envasado comienza con una ralladora de queso cuyo resultado recoge una cinta para alimentar el tumbler que realiza la mezcla para que el producto no se apelmace.

El producto se eleva hacia el multicabezal de combinación que realiza las dosis necesarias para cada bolsa de queso rallado.

Tanto el multicabezal como la envasadora vertical son flexibles y están diseñadas para poder trabajar con diferentes formatos de bolsa.

La instalación cuenta con un desapilador automático de cajas vacías para alimentar la célula robotizada de encajado.

Tras el encajado, se realiza un apilado automático para lo cual es imprescindible que previamente se realice el cierre de varilla que también se realiza de manera automática en línea.

 

La célula de encajado recibe tanto las bolsas de queso rallado como las cajas vacías. Encaja mediante un robot, las bolsas en las cajas, conformando el mosaico de encajado acorde a las dimensiones de bolsa y caja.

Justo después del encajado y antes del apilado, una etiquetadora dispuesta en línea etiqueta cada caja plástica con los datos de identificación correspondientes al producto en producción.

Contact